En la última década se han producido más cambios en las formas de pagar bienes y servicios que los que se produjeron desde la invención del dinero. La sencillez, la inmediatez y la ubicuidad que demandan los clientes impulsa los principales cambios en la forma de realizar operaciones y pagos: desde la compra de un café sin tener que sacar la billetera hasta una reserva de un boleto de avión con el teléfono móvil o la compra de una actualización mientras se juega a un videojuego.
 
Worldpay opera en el mercado de la tecnología del procesamiento de pagos globales, lo que posibilita una de las necesidades básicas de la economía mundial: realizar pagos por bienes o servicios, y continúa caracterizándose por la innovación y el cambio rápido. Existen varias macrotendencias que impulsan este cambio:
 
  • Proliferación de los pagos digitales
Nuestra industria continúa dejando de lado de manera significativa los pagos en dinero efectivo y con cheques y los está reemplazando por los pagos digitales, ya sea en el ámbito de una tienda, en los pagos con tarjetas, online o en los cada vez más frecuentes pagos móviles. Todavía hay mucho margen de crecimiento aquí, tanto en países en vías de desarrollo como en economías desarrolladas como EE. UU. y el Reino Unido.
 
  • Convergencia y conectividad
En los últimos cinco años, las ventas de smartphones y tablets han aumentado al mismo tiempo que disminuía el costo de las tecnologías de conectividad como la conexión inalámbrica a internet, la banda ancha y los satélites GPS. En este momento, más del 50% de las búsquedas de Google se producen desde un dispositivo móvil. Internet se vuelve móvil y cambia la forma en que los consumidores pagan por los bienes. 
 
  • La experiencia de pago integrada
Cada vez es mayor el deseo de los comerciantes de ofrecer una experiencia de pago totalmente integrada a sus clientes. Esto les permite ofrecer una interacción multicanal sin complejidades con sus clientes y facilitar la información esencial sobre su propio rendimiento comercial y los hábitos y preferencias de su base de clientes.
 
Worldpay tiene una buena posición tanto para beneficiarse de estas tendencias globales como para darles forma. La mayoría de los actores de nuestra industria proceden de un extremo concreto del mercado, ya sea de un punto físico de venta offline o una institución online sin presencia de tarjetas, que con frecuencia están ubicados en un solo lugar. Por otro lado, Worlpay combina una historia pionera con una presencia considerable en todos estos canales convergentes, y lo hace desde una perspectiva global.